Tipos de contactores

Actualidad

Tipos de contactores

Los contactores son elementos eléctricos mecánicos que cierran o abren circuitos de forma automática por la acción de alguna forma de energía bien sea mecánica, magnética, hidráulica o neumática. Mediante ellos, se puede conectar, mantener o interrumpir el paso de la corriente eléctrica.

Actualmente estos aparatos son muy utilizados, especialmente en las industrias, y vienen en diferentes tipos, aunque todos tienen el mismo propósito. A este respecto, estos son los tipos de contactores que existen de acuerdo a sus distintas clasificaciones.

Tipos de contactores

Los contactores se clasifican de acuerdo a diferentes aspectos como su construcción, su condición de funcionamiento, capacidad y otros factores que son importantes considerar para obtener el más adecuado.

Según su método de control

El método de control depende de la construcción y el sistema de acción que implementan los contactores. A este respecto existen los siguientes tipos:

  • Electromagnéticos/Electromecánicos: funcionan utilizando la fuerza de atracción de un electroimán. Este cierra el circuito al excitar la bobina con energía eléctrica y al quitarle la energía eléctrica un resorte separa los contactos abriendo el circuito. Es el tipo más utilizado, especialmente para los sistemas de control eléctrico.
  • Neumáticos: en vez de utilizar sistema eléctrico para su acción, estos se componen internamente de dispositivos que controlan aire comprimido para abrir o cerrar el circuito. Se utilizan para activar elementos eléctricos o vigilar procesos de fabricación en las industrias de manera neumática.
  • Hidráulicos: funcionan igual que los tipos neumáticos, pero su método de acción es mediante la presión de un líquido en vez de aire comprimido. Son ideales para industrias que en sus procesos emplean líquidos a presión.
  • Estáticos: tienen un tamaño bastante grande, pues su función es mediante tiristores, lo cual puede ser un inconveniente. Por otro lado, tienen un precio bastante elevado, aunque tienen un funcionamiento más eficaz que otros tipos de contactores.

26544.jpg

Según sus números de polos

El número de polos se refiere a la cantidad de líneas eléctricas que puede condicionar directamente el contactor. Estos son los 2 tipos que existen:

  • Monofásico: son los más empleados para sistemas de control pues trabajan por debajo de 5 amperios. Traen 4 contactos de los cuales 2 son NC (normalmente cerrados) y los otros 2 NO (normalmente abiertos). Con respecto al voltaje de funcionamiento, este es de 230 V.
  • Trifásico: son ideales para sistemas de potencia y su voltaje de operación es de 415 V. Solo traen dos contactos auxiliares y pueden trabajar por encima de los 5 amperios.

Según la clase de corriente que manejan

De acuerdo al tipo de corriente que alimenta la bobina del contactor, se pueden obtener los siguientes tipos:

  • Para corriente continua (CC): tienen mayor dimensión y peso, pues incluyen una bobina sopladora de arcos eléctricos que normalmente ocurren al interrumpirse un circuito de corriente continua.
  • Para corriente alterna (CA): poseen un tamaño más compacto y la dimensión depende de la capacidad que tengan. Estos son los más empleados en la actualidad, pues los contactores se aplican más a circuitos de corriente alterna.

Según su categoría de servicio

Este aspecto se determina por el tipo de carga que va a controlar el contactor y las condiciones de actuación tanto para abrir como para cerrar el circuito. Las categorías son:

  • AC1: son ideales para el control de cargas resistivas como de calefacción eléctrica y que tenga un factor de potencia de 0,95 o mayor.
  • AC2: adecuados para motores eléctricos asíncronos de anillo deslizante con arranque y parada en contracorriente, así como factor de potencia de 0,65. Entre estos motores se incluyen las centrifugadores y mezcladoras.
  • AC3: se utiliza para motores tipo jaula de ardilla con paradas a plena marcha. En este caso, se incluyen los motores de ventiladores, aires acondicionados y otros con factor de potencia de 0,35.
  • AC4: al igual que el AC3, este es ideal para motores tipo jaula de ardilla, pero con funcionamiento intermitente como los ascensores y grúas. También usa un factor de potencia de 0,35.

¿Te ha gustado?

Descubre algo nuevo cada semana, directamente en tu buzón:

Al enviar este formulario aceptas la política de privacidad.

Nunca compartiremos tus datos. Política de privacidad.

Comentarios (0)

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Todos los campos son obligatorios.

Mediante el envío de mis datos personales confirmo que he leído y acepto la política de privacidad